A 60 metros sobre el nivel del mar, en un enclave rural de privilegiada situación y un ambiente exclusivo, se levanta el Hotel San Miguel. Contemplar y disfrutar de vistas al océano, al campo y al monte, con sus aromas a mar y silvestres, sobre el terreno o desde sus balconadas o sorprendentes miradores con preciosas panorámicas. Donde escuchar el trinar de los pájaros o el suave murmullo del agua deslizándose por las cascadas, son algunos de los placeres.

Tres mil horas de sol al año y una temperatura media de 25º nos convierten en el lugar ideal para disfrutar de los cuarenta kilómetros de las playas de Huelva de finísima arena y de los extensos pinares de Cartaya.

Reserva ahora!